A más crisis, más Rock'n'roll ¡Hey ho, let's go!

A más crisis, más Rock'n'roll ¡Hey ho, let's go!
Es posible que en algún momento parezcamos abatidos pero, mientras la música suene, siempre tendremos la fuerza necesaria para levantarnos una y otra vez.

¡¡Bienvenidos!! Sentid la brisa marina y escuchad el ritmo de las olas del confín del mundo.

¡¡Bienvenidos!! Sentid la brisa marina y escuchad el ritmo de las olas del confín del mundo.

martes, 27 de marzo de 2012

Música / Qué escuchar // Ry Cooder

Ry Cooder "Pull Up Some Dust and Sit Down; Nonesuch, 2011", y otras hierbas.


Fender Stratocaster (modificada), Martin D-45.*

Ryland Peter Cooder, (15-03-1947; Los Ángeles, CA), es uno de los más versátiles, inquietos e innovadores guitarristas del mundo, además de productor, y ahora además escritor, acaban de publicarle un libro de cuentos, "Los Ángeles Stories; City Lighs Noir, 2011". Con su nuevo disco "Pull Up Some Dust and Sit Down; Nonesuch, 2011" también se ha convertido en abanderado de la canción protesta del siglo XXI. Bien es cierto que en sus dos primeros trabajos, "Ry Cooder; Reprise, 1970" e "Into the Purple Valley; Reprise, 1971" ya utilizó letras en las que se relataban las tribulaciones de la gente sencilla, aquellos que dependen de un duro trabajo manual, el sudor de su frente y, a menudo, de las inclemencias del tiempo, para sacar a su familia adelante, y de la desesperación durante la Gran Depresión, pero estas pertenecían a músicos y compositores tan importantes como Woody Guthrie, Sleepy John Estes, Agnes "Sis" Cunningham o Leadbelly, en esta ocasión las interpretaciones que nos brinda en su brillante nuevo trabajo están cargadas con munición propia, que descarga, sin miramientos, y a discrección, contra todos aquellos que pretenden arrastrarnos a un infierno de guerra o penuria, así sea el mismísimo presidente de los U.S.. Chapó, Ry.

"'Pull Up Some Dust and Sit Down', es un testimonio. Una forma de agitarnos para que despertemos". (Lyner George)

Cooder podría considerarse un músico de sesión más que un solista, puesto que ha colaborado en más de cien discos, Van Morrison, Captain Beefheart, Carlos Nuñez, The Chieftains, Crazy Horse, Little Feat, The Rolling Stones, Johnny Cash, Eric Clapton, Randy Newman, Warren Zevon...., pero mediada la década pasada da la impresión de que por fin siente la necesidad de mostrar al mundo sus inquietudes, pero de su puño y letra, y nos entrega tres discos, "Chavez Ravine; Nonesuch, 2005", "My Name Is Buddy; Nonesuch, 2007", "I, Flathead; Nonesuch, 2008", escribiendo algunas letras para el primero y la práctica totalidad en los otros dos, que son la antesala de "Pull Up Some Dust and Sit Down; Nonesuch, 2011", en el que también las composiciones son suyas. Los tres primeros trabajos citados componen una especie de trilogía de California, en el primero cuenta como se engañó a la comunidad chicana de Chavez Ravine para construir el estadio de los Dodgers, en el segundo utiliza personajes de animales para relatar sucesos acaecidos en la primera mitad del siglo XX en U.S., referentes a la lucha de la clase trabajadora por su dignidad, y el tercero se centra en la cultura del drag racing, que estaba tan de moda en los 60's. No es de extrañar pues que, vistas las credenciales del bueno de Ry, cuando este leyó en la página de Robert Scheer, Truthdig: "No Banker Left Behind", artículo en el que el periodista contaba como el gobierno americano rescataba a los bancos que se habían beneficiado de las hipotecas basura y de los desalojos de quienes no habían podido pagarlas, decidió escribir el tema No Banker Left Behind, algo así como "No dejemos a los banqueros tirados", "No solo era un título, era una canción, pude verla", comentó Ry.
A pesar de tratar temas muy duros y serios, el álbum resultante tiene un tono festivo pues Ry piensa que las personas utilizan distintas partes del cerebro para procesar según que datos, y hay que darles la facilidad de que asimilen las cosas, y la música y el baile es un buen método.
Si Woody Guthrie levantase la cabeza se daría cuenta de que el testigo de su legado tiene el mejor de los relevos posibles, y aunque sólo sea por este disco, que no es el caso, se podría decir que en el Olimpo de la canción protesta habita un nuevo Dios.

"Cuando era niño, si alguien me regalaba un disco que me encantaba, hacía algo por mí que nunca podré describir. Era como si me inyectase algo en el cuerpo. Un mundo abierto en todo momento. Si Woody Guthrie hizo eso por mí, entonces quiero hacer lo mismo por otras personas. Yo toco música para poder sentir. Y, por supuesto, cuando lo haces, estás haciendo dos cosas. Crear oportunidades para que los músicos den un impulso a su música. ... La segunda cosa es hacer abrir los oídos y los corazones al resto del mundo".


Vida y milagros. Apuntes.
Ry Cooder es eso que damos en llamar, un músico de músicos, estudioso y profundo conocedor de la tradición musical de América del Norte, Blues, Country, Folk, Gospel, R&B, Rock, Jazz, Música Hawaiana, Tex-Mex, y también lo es de otras músicas como la Cubana, India, de Malí, o del sur de Siberia. 

Tras su debut homónimo de 1970 la revista Rolling Stone dijo de él que era: "El intérprete de bottleneck más fino y preciso vivo, así como el más importante revitalizador del arte de la mandolina blues".

Nacido y criado en el sur de California, le regalaron su primera guitarra a los 3 años, -una Sears Silvertone tenor de 4 cuerdas-. Después de un tiempo intentó tocar acompañando a los artistas de los discos folk de sus padres. "Me compraron un álbum de Josh White cuando tenía ocho años. Ese fue el primer blues que escuché. He pasado horas con él". Su padre le compró una guitarra de seis cuerdas Martin a los diez años e intentó que tomase lecciones, pero a Ry no le gustaron las indicaciones del profesor y no quiso saber nada de él.
Continuó con su aprendizaje autodidacta hasta que a los 13 años decidió que necesitaba un profesor de finguerpicking, y se dirigió al santuario del Folk en Los Ángeles, el Ash Grove, "Siempre había un intérprete bastante bueno, me sentaba en primera fila y miraba. Si alguien como Gary Davis estaba en la ciudad, hablaba con él, iba a donde se hospedaba, le daba 5 dolares y le hacía tocar cuanto podía mientras observaba. Un mes más tarde empezaba a recordar como lo había hecho". El público solía subir al escenario a tocar. "Cuando tenía 16 años y parecía lo suficientemente bueno, algien dijo: '¡Levántate!, ¡levántate!, y me empujaron al escenario. Estaba tan asustado que me quedé petrificado. Toqué y la gente sudó, se rió y aplaudió". En 1963 se unió a Jackie DeShannon, sin éxito.

Mientras tanto Ry amplia sus habilidades musicales y aprende a tocar el banjo, y el estilo tradicional bottleneck para guitarra de blues. Para perfeccionar su técnica se pasó horas escuchando discos de expertos bluesmen del Delta del Mississippi.
"En algún momento alrededor de 1964 o 1965, Taj Mahal actuó en Los Ángeles. Fue realmente algo informal, así conseguimos estar juntos, se sentó en un stand de guitarras Martin y sólo tocó Blues del Delta. Era difícil y era bueno". Los dos formaron un grupo de rock llamado The Rising Sons. La banda iba a grabar un álbum para Columbia, pero nunca se completó. Se separaron y Taj y Cooder siguieron caminos separados. Columbia/Legacy publicó algunas de las canciones grabadas como Rising Sons Featuring Taj Mahal & Ry Cooder en 1992. Ry tocó en el disco de debut de Taj Mahal en 1966.
A continuación colabora con Captain Beefheart en la grabación de su primer LP "Safe As Milk; 1967, Buddha Records", y tiene su primer contacto con las bandas sonoras trabajando con Jack Nitzsche en la música de la película Candy.

Cooder fue contratado para la grabación del disco de The Rolling Stones "Let It Bleed; ABKCO Records, 1969". Cuando estaba arreglando un tema a solas, Mick Jagger acertó a pasar por allí y le dijo: "¿Cómo haces eso?", y llamó a Keith Richards, "Keith, deberías de ver esto", y Ray enseño a Keef los secretos de la afinación abierta, "Ry Cooder fue el primer tío a quien vi tocar un acorde de Sol abierto. Debo decir que me quito el sombrero ante Ry Cooder, él me enseñó la afinación abierta en Sol"*, desvelados los cuales, Sus Satánicas Majestades compusieron con esa premisa himnos de la talla de Honky Tonk Women, Start Me Up, Gimme Shelter, Jumpin' Jack Flash o Brown Sugar. Tambien les ayuda en "Sticky Fingers; 1971". Y, todo a pesar de que el californiano, "Vino y casi se larga"**, según cuenta Richards.

"Durante treinta y cinco años, los Stones han intentado hacer a cuatro manos, -las de Keith y Ron Wood-, lo que Cooder puede hacer con dos". (Alec Wilkinson; New Yorker, 30-08-2011).

En 1970 ficha por Reprise Records y comienza a publicar discos como solista, siete, de estudio, en toda la década. Además de los dos primeros citados un poco más arriba, y con la compañía, a partir del segundo, de Jim Keltner (batería) y Jim Dickinson (bajo), "Boomer's Story; 72", "Paradise and Lunch; 74", "Chicken Skin Music; 76" y "Jazz; 78". El de 1979, "Bop Till You Drop", fue el primer álbum grabado digitalmente por una multinacional. Ry no se mostrará muy contento con los resultados de las grabaciones digitales. En los 80's editaría tres más, "Borderline; 80", "The Slide Area; 82" y "Get Rhythm; 87", y dedicaría la mayor parte de su tiempo a la composición de bandas sonoras.


Ry y las bandas sonoras. Apuntes.
En 1985 se puso a la venta uno de los discos más conocidos de Ry Cooder, la banda sorora de la película de Win Wenders, "París, Texas", cuyo tema principal se inspira en la canción de Blind Willie Johnson, Dark Was the Night (Cold Was the Ground), que Cooder describe como, "La más emotiva, trascendental pieza de toda la música norteamericana". Y, al año siguiente una de las más vistosas, "Crossroads", en la que Cooder doblabla la slide guitar que tocaba Ralph Macchio, y Steve Vai hacía lo propio con la del diablo. A estas habría que añadir varias docenas más, pero lo dejaremos para otro día.


Ry y los super grupos. Apuntes.
The Raising Sons, -Cooder, Taj Mahal, Ed Cassidy (batería de Spirit de 1966-72 y 1974-78)-, podría decirse que había sido el esbozo de un super grupo, pero por desgracia no cuajó. El super grupo de verdad tuvo su primer contacto cuando John Hiatt, que había participado en las sesiones de "Borderline; Reprise, 1980", reunió para registrar su primer disco con A&M, a Ry, Nick Lowe y Jim Keltner. El álbum resultante, "Bring The Family; A&M, 1987", grabado en pocos días, se convirtío en éxito de crítica e incluso llegó a las listas de los U.S., y es uno de los mejores trabajos del de Indiana. Parece ser que motivos económicos no permitieron la continuación de la formación, pero en 1991 se volvieron a reunir y al año siguiente publicaron, bajo el nombre de Little Village un disco homónimo en el sello Reprise. Por desgracia algún problemilla descartó la continuación del proyecto, por lo menos hasta ahora.

En los últimos años ha girado por Europa, Japón y Australia con su hijo Joachim a la batería y con Nick Lowe al bajo, interpretando temas del repertorio de ambos.


A pesar de que no le gusta tocar en directo. "No soy capaz de ir por ahí diciendo, 'Señoras y señores y especialmente señoras'. Las personas a las que les guste el aplauso deben tenerlo, a mí no me importa". Un amigo suyo decía que, "Después de los conciertos solía sentirse como un globo desinchado bajo una silla el día siguiente a una fiesta". Creció en estudios de grabación, y es ahí y en su casa, en privado, donde trata de capturar algo efímero y esquivo, "la gran nota", que es lo que hace que todas las demás preocupaciones desaparezcan. (Alec Wilkinson; New Yorker, 30-08-2011)


Ry y las músicas del mundo. Apuntes.
En 1992 Kavichandran Alexander de Water Lily Acoustics presenta a Cooder al músico clásico hindustaní, Vishwa Mohan Bhatt, que había inventado una slide guitar llamada Mohan vina, instrumento con el cuerpo de una guitarra y 20 cuerdas, y graban "A Meeting By The River; 93", con el que Ry conseguiría su segundo Grammy, el primero fue por la grabación para niños, "Pecos Bill; Rabbit Ears, 1988", a la que Robin Williams ponía voz y Cooder la música.

En 1992, Ry conoce en Londres al guitarrista de Malí, Ali Farka Touré y se hacen amigos. Al año siguiente Ali viaja a Santa Mónica y graban en tres días, en casa de Cooder, "Talking Timbuktu; World Circuit, 94", con el que el californiano ganaría otro Grammy.
"Cuando escuché por primera vez un disco de Ali, pensé que estaba tocando el blues al revés. Pero ahora no pienso en él como un músico de Blues, pienso en él como un individuo rudo, y también como uno de los últimos verdaderos músicos rurales de los montes de África". (Entrevista a The Independent 31-03-94)


"Ahí hay amor, hay cultura, hay cría de ganado, hay crítica, mal gobierno, injusticia, racismo, educación. Para nosotros la música no es sólo un placer, es participar de forma importante en nuestra sociedad. Esta práctica se extendió desde Malí a la costa occidental africana, y luego a través de la esclavitud a América". (Entrevista de Ali Farka Touré a Reuters 26-04-95)


Nick Gold director del sello World Circuit, que había editado "Talking Timbuktu", invita a Cooder para producir una colaboración entre el de Malí y unos guitarristas cubanos. Pero, problemas de visado impidieron la presencia de Alí y, así de una manera fortuita, y tras la reunión de Cooder con un grupo de viejas glorias de la isla, -Compay Segundo (89 años), Eliades Ochoa (51), Rubén González (77), Ibrahim Ferrer (70) y Omara Portuondo (67)-, se produjo la grabación por la que es más conocido el californiano, "Buena Vista Social Club; World Circuit, 1997", que vendió más de un millón de copias en todo el mundo. Ry decidió que no podía marcharse con las manos vacías, "Comentamos que grabaríamos con quien pudiésemos. Por supuesto que fue providencial. Fue la mayor de las fortunas. Porque nos dio una muy valiosa oportunidad única". A este seguirían "A toda Cuba le gusta; World Circuit, 97" e "Introducing...Rubén González; World Circuit, 97", también producidos por Cooder. En 2003 editaría "Mambo Sinuendo; Nonesuch", con Manuel Galbán.

En 1998 vuelve a Cuba para producir "Buena Vista Social Club Presents Ibrahim Ferrer; World Circuit" y colaborar en el álbum de Eliades Ochoa "Sublime ilusión; Virgin, 99". Ese mismo año Water Lily Acoustics lanza "Fascinoma", en el que Cooder se une a músicos de Jazz como Jon Hassell y Jacky Terrason, y al flautista indio Ronu Majumdar.


* 1000 Great Guitarist. GPI Books, 1994.
** (Keith Richards. Vida. Memorias; Global Rhythm, 2010)
Algunas notas biográficas y los comentarios de Ry y Ali Farka Touré, están extraídos de Folk & Blues, Irwin Stambler & Lyndon Stambler. Thomas Dunne Books, 2001.

(Si pinchas sobre los títulos de los discos que figuran en verde, podrás escucharlos en Grooveshark.)

http://www.nonesuch.com/artists/ry-cooder
http://www.ryland-cooder.com/




Si quieres escuchar el disco de Ry Cooder "Pull Up Some Dust and Sit Down", pincha en el enlace de Grooveshark, un poco más abajo. O, directamente aquí mientras lees, en el reproductor de YouTube.

Ry Cooder "Pull Up Some Dust and Sit Down; Perro Verde/Nonesuch, 2011"

1. No Banker Left Behind - Ry Cooder 3:36
2. El Corrido de Jesse James - Cooder 4:17
3. Quick Sand - Cooder 3:17
4. Dirty Chateau - Cooder 5:29
5. Humpty Dumpty World - Cooder 4:18
6. Christmas Time This Year - Cooder 2:49
7. Baby Joined the Army - Cooder 6:35
8. Lord Tell Me Why - Cooder, Jim Keltner 3:01
9. I Want My Crown - Cooder 2:37
10. John Lee Hooker for President - Cooder 6:08
11. Dreamer - Cooder 5:05
12. Simple Tools - Cooder 5:07
13. If There's a God - Cooder 3:06
14. No Hard Feelings - Cooder 5:52

Ry Cooder, vocal (1-13), guitar (1, 3-5, 7-13), mandola (1, 5), banjo (1), bass (1-4, 8, 12), bajo sexto (2, 6, 10), marimba (5, 11), keyboards (8), mandolin (12)
Joachim Cooder, drums (1-6, 10-13), bass (5)
Rene Camacho, bass (10, 11)
Robert Francis, bass (6,13)
Jim Keltner, drums (8)
Edgar Castro, percussion (2)
Flaco Jimenez, accordion (2, 6, 10)
Arturo Gallardo, clarinet (2), alto sax (10)
Erasto Robles, trombone (2)
Carlos Gonzales, trumpet (2)
Pablo Molina, sousaphone, alto horn (2)
Juliette Commagere, background vocals (4, 11)
Jesus Guzman, Raul Cuellar, Jimmy Cuellar, Ismael Hernandez, violins (4)
Terry Evans, Arnold McCuller, Willie Green, background vocals (5, 8, 13)

(Hay edición en CD, Doble vinilo y MP3.)

http://grooveshark.com/album/Pull+Up+Some+Dust+and+Sit+Down/6931564



(Entrevista de Diego A. Manrique a Ry Cooder publicada en el País, en septiembre de 2011, acerca de "Pull Up Some Dust and Sit Down", y otras cosas. http://elpais.com/diario/2011/09/30/cultura/1317333603_850215.html)


Para Carlos De C., Carlos M., Valentín, Antonio, Rubén, Pepe T., Moncho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada