A más crisis, más Rock'n'roll ¡Hey ho, let's go!

A más crisis, más Rock'n'roll ¡Hey ho, let's go!
Es posible que en algún momento parezcamos abatidos pero, mientras la música suene, siempre tendremos la fuerza necesaria para levantarnos una y otra vez.

¡¡Bienvenidos!! Sentid la brisa marina y escuchad el ritmo de las olas del confín del mundo.

¡¡Bienvenidos!! Sentid la brisa marina y escuchad el ritmo de las olas del confín del mundo.

lunes, 1 de marzo de 2010

Música/Hoja de ruta//Kris Kristofferson (I de VI)

La llegada de Kris Kristofferson a Nashville fue un soplo de aire fresco y casi una revolución, por su aspecto y la honestidad de sus letras, su actitud y sensatez que enlazan la tradición del Ole Oprey con los tiempos que corrían, mediados de los 60's. El instante que marcó un antes y un después fue cuando en 1970, saltó al escenario de la Country Music Association a recoger un premio, con su larga cabellera, su chaqueta de cuero negro, vaqueros y su dulce sonrisa, en lugar de vestir un esmoquin. Lo que provocó una mueca de disgusto en el rostro del presentador, Tennessee Ernie Ford.

Kris Kristofferson nace el 22 de junio de 1936 en Brownsville, Texas. Hijo de un general del ejercito. Estudia Escritura Creativa en el Pomona College, en California, donde practica con éxito fútbol y toma parte en un campeonato de boxeo, The Golden Gloves. Gana un concurso de relatos cortos y le conceden el Rhodes Scholarship, que le lleva a Oxford, Inglaterra, a cursar Literatura Inglesa y empieza a escribir su segunda novela y canciones, con el nombre de Kris Carson. Sus novelas son rechazadas por los editores y la decepción le lleva a abandonar y a volver a casa un año después.

Contrae matrimonio. En 1958, y siguiendo los deseos de su familia, ingresa en el ejercito, pasando cinco años como piloto de helicóptero en Alemania. Empieza a cantar en locales del ejercito y envía algunas de sus canciones a Nashville. Se aficiona a la bebida, tiene dos accidentes de coche y cuatro de moto. El alcohol, por desgracia, será su compañero aquí y en el futuro. Cuando parecía que iba a dar clase de Literatura en la Academia de West Point, abandona la carrera militar en 1965, con el grado de capitán y se va a Nashville.

Trabaja de día como portero en los Columbia Studios, en donde, -limpiaba, cuenta, ceniceros, mientras que Bob Dylan grababa "Blonde on Blonde" (1966)-, por la noche en un bar, el Tally Ho, frecuentado por músicos y como piloto de helicóptero en las plataformas petrolíferas del Golfo de México. Su matrimonio se desmorona. Enseña sus canciones a todo el mundo y en 1968, Roy Drusky graba una canción suya "Jody And The Kid". Pero lo bueno empieza cuando Roger Miller canta, en 1969, "Me and Bobby McGee", que se convierte en éxito country, luego versionada por Janis Joplin, Gordon Lightfoot, Jerry Lee Lewis, Grateful Dead ... y otros dos temas más. /....

Para Carlos C., Rubén, Pepe T., Alfonso, Tomás.





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada